Organismos Genéticamente Modificados (OGM)

OGM

También conocidos como “transgénicos” son plantas, animales o microorganismos en los que el material genético (ADN) que los compone ha sido alterado, por medio de la tecnología genética.

Estas técnicas permiten separar, modificar y transferir partes del ADN de bacterias, virus, vegetal, animal o humano, para introducirlo en el de otro.

Esto ha permitido crear características nuevas en plantas, animales, bacterias y hongos.

Los organismos cuyo material genético se ha modificado de este modo se denominan organismos genéticamente modificados (OGM).

Los alimentos y piensos que contienen o están compuestos por OGM o producidos a partir de OGM son conocidos como alimentos y piensos genéticamente modificados.

Desde que los seres humanos cultivan plantas y crían animales para la producción de alimentos, los han seleccionado por ciertas características favorables. Estas características reflejaban variaciones genéticas naturales y daban lugar, por ejemplo, a una mayor resistencia a enfermedades o presiones ambientales.

La modificación genética es más rápida que las técnicas convencionales, ya que la expresión estable de una característica se logra usando muchas menos generaciones de desarrollo.

También permite una alteración más precisa de un organismo, ya que permite la selección y la transferencia de un gen específico de interés.

Representa una herramienta para resolver problemas en menor tiempo.

Se han utilizado  por sus beneficios principalmente en los cultivos para:

  • Reducir el riesgo de malas cosechas: mayor resistencia a las plagas, resistencia a las heladas, el calor extremo o la sequía.
  • Reducir la aplicación de sustancias químicas para proteger los cultivos, porque estos producen su propio insecticida.
  • Alimentos básicos más nutritivos: en el arroz se introdujeron genes que producen el elemento precursor de la vitamina A. Dado que más del 50 por ciento de la población mundial se alimenta de arroz, esta técnica podría ayudar a combatir la carencia de vitamina A, que es un grave problema en el mundo en desarrollo.
  • Producción de más cultivos alimentarios en menos tierras.
  • Rehabilitación de tierras degradadas o menos fértiles: extensas superficies agrícolas del mundo en desarrollo se han salinizado debido a la utilización de prácticas insostenibles de riego.
  • Mejor conservación de los productos: la modificación genética de la fruta y hortalizas puede atenuar el deterioro de las mismas durante el almacenamiento o el transporte hacia el mercado.

En animales se ha usado en peces para aumentar su crecimiento. 

Muchas enzimas utilizadas como auxiliares del procesamiento en la producción de alimentos, se obtienen mediante el uso de microorganismos genéticamente modificados (MGM), se han desarrollado productos veterinarios como la somatotropina bovina, utilizada para aumentar la producción de leche.

Su aplicación tiene un potencial de reducir algunos problemas asociados con la inseguridad alimentaria.

Algunos ejemplos de  organismos genéticamente modificados son:

Maíz, soya y algodón resistente a herbicidas e insectos. Además, diversas autoridades gubernamentales aprobaron variedades de papaya, papa, arroz, calabaza, remolacha azucarera y tomate.

En animales hay una especie de salmón Chinook que tiene un mejor rendimiento de peso.

En cuanto a MGM tenemos:

  • Alfa amilasa para la producción de pan.
  • Glucosa isomerasa para la producción de fructosa.
  • Quimosina para la producción de queso.

En México se cultiva soya, papa , canola, limón, algodón, entre otros.

La comercialización del primer cultivo OGM fue en 1996. En la actualidad, los OGM comercializados con mayor frecuencia son cultivos de soya, maíz y algodón. El área global de siembra de cultivos GM alcanzó las 175.2 millones de hectáreas en el año 2013.

Entre las preocupaciones de los consumidores son los posibles riesgos a la salud humana.  Por ello se han establecido sistemas regulatorios específicos previos a la comercialización, requiriendo la evaluación rigurosa de los OGM y los alimentos GM antes de su liberación al medio ambiente y/o su uso en el suministro de alimentos.

Esta evaluación de riesgos se centra en:

  • Efectos directos para la salud (toxicidad).
  • Potencial para provocar una reacción alérgica (alergenicidad).
  • Componentes específicos que se cree que tienen propiedades nutricionales o tóxicas.
  • La estabilidad del gen insertado.
  • Cualquier efecto no deseado que pueda resultar de la inserción del gen.

¿Cuáles son los principales problemas de preocupación para la salud humana?

Alergenicidad

Se debe evitar la transferencia de genes de organismos comúnmente alergénicos a organismos no alérgicos. No se han encontrado efectos alérgicos en relación con los alimentos GM actualmente en el mercado.

Transferencia de genes.

A las células del cuerpo o a las bacterias en el tracto gastrointestinal causaría preocupación, si los genes de resistencia a los antibióticos, utilizados al crear OGM, fueran transferidos. Aunque la probabilidad de transferencia es baja, se alienta a no usar genes de resistencia a antibióticos.

Cruzamiento

La migración de genes de plantas modificadas a cultivos convencionales o especies relacionadas en la naturaleza , así como la mezcla semillas, pueden tener un efecto indirecto sobre la seguridad alimentaria y la alimentación. Países han adoptado estrategias para reducir la mezcla, incluida una separación de los campos donde se cultivan cultivos transgénicos y cultivos convencionales

Los consumidores han cuestionado la validez de las evaluaciones de riesgos, centrándose en particular en los efectos a largo plazo. Otros temas debatidos por las organizaciones de consumidores han incluido alergenicidad y resistencia a los antimicrobianos. Las preocupaciones de los consumidores han provocado una discusión sobre la conveniencia de etiquetar los alimentos modificados genéticamente, lo que permite una elección informada de los consumidores.

Existen muchos más beneficios del uso de organismos genéticamente modificados. Hasta el momento no hay evidencia sustentada de daños.

¿Y el medio ambiente?


El proceso de evaluación de riesgos incluye:

  • La evaluación de las características del OGM, su efecto y estabilidad en el medio ambiente, combinado con características ecológicas del medio ambiente en el que tendrá lugar la introducción.
  • Los efectos no deseados que podrían resultar de la inserción del nuevo gen.

¿Cuáles son los temas de preocupación para el medio ambiente?

  • La capacidad del OGM para escapar y potencialmente introducir los genes diseñados en poblaciones silvestres.
  • La persistencia del gen después de que se haya cosechado el OGM.
  • La susceptibilidad de los organismos no objetivo (por ejemplo, insectos que no son plagas).
  • La pérdida de biodiversidad.

Los cultivos convencionales también representan un riesgo para el medio ambiente. Todas las actividades antropocéntricas repercuten negativamente en el medio ambiente

La liberación de OGM en el medio ambiente y la comercialización de alimentos modificados genéticamente han dado lugar a un debate público en muchas partes del mundo. 

Uno de los temas de debate son los derechos de propiedad intelectual y patentes (control del mercado de semillas por algunas compañías). Su impacto en los derechos de los agricultores y la distribución desequilibrada de los beneficios y riesgos entre los países desarrollados y en desarrollo.

Es probable que los futuros organismos modificados genéticamente incluyan plantas con resistencia mejorada contra enfermedades o sequías, cultivos con niveles elevados de nutrientes, especies de peces con características de crecimiento mejoradas. Para uso no alimentario, pueden incluir plantas o animales que producen proteínas farmacéuticamente importantes, como nuevas vacunas.

La OMS seguirá prestando la debida atención a la inocuidad de los alimentos modificados genéticamente desde el punto de vista de la protección de la salud pública, en estrecha colaboración con la FAO y otros organismos internacionales.

La modificación tecnológica de los alimentos y la producción de alimentos puede provocar una respuesta negativa entre los consumidores, especialmente en ausencia de una comunicación de riesgos sobre los esfuerzos de evaluación de riesgos y las evaluaciones de costo / beneficio. La agricultura sostenible y la biodiversidad se benefician más del uso de una rica variedad de cultivos.

Esperamos que esta información te haya servido para conocer más sobre este tema.

Hacia una cultura de calidad en el consumo de alimentos

AUTORA: M.V.Z Coral Paz Lemus, FMVZ.UNAM
Consulta las referencias en la siguiente página. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *